Evo Morales entrega a los indígenas la tierra confiscada a terratenientes extranjeros.

“Ahora ya no hay esclavos, ni peones cautivos, sino hombres y mujeres libres dueños de su territorio y de su futuro”, ha apuntado al señalar que el proceso de saneamiento de tierras ha sido una “acción pacífica y justa”

Fuente: abc.es

Share