La cura definitiva de la diabetes a través del trasplante de células madre podría estar cada vez más cerca, después de que un equipo de investigadores haya encontrado un compuesto químico que puede convertirlas en células beta capaces de segregar insulina”.

Vía: 20minutos.es

Share