Por segunda vez en menos de un mes, un asteroide ha pasado rozando nuestro planeta. Se trata de una pequeña roca espacial de cerca de veinte metros de diámetro que pasó a sólo 80.000 kilómetros de la Tierra (algo más del doble de la distancia a la que operan los satélites geoestacionarios), a una velocidad superior a los 24.000 kilómetros por hora, según informó la agencia espacial estadounidense NASA desde su base en Pasadena, en el estado de California”.

Vía: ABC

Share