El cielo único europeo está cada vez más cerca. La presidencia checa de la UE confirmó esta semana que cuenta con el apoyo de todos los Estados miembros y de la Eurocámara para al fin unificar la gestión del tráfico aéreo, con el consecuente acortamiento de rutas y la reducción de consumo de combustible y emisiones contaminantes. No obstante, llevar a cabo este proceso no será algo rápido”.

Vía: elmundo.es

Share