Y eso que aseguraba Microsoft que era lo más seguro que se había lanzado al mercado después de los cinturones de castidad. Pues, nada, ahí estaba Nils, un estudiante alemán de informática para desmentirlo y, de paso, hacerse con los 5.000 dólares y el Sony Viao que se ofrecían en el concurso PWN2OWN. Lo único que hizo el buen chico fue descubrir y aprovechar una vulnerabilidad hasta ahora desconocida.

Eso sí, Nils fue también capaz de hackear Safari y… Firefox. Aunque en descargo de estos dos hay que decir que llevan ‘algo más’ de tiempo en el mercado 😉

Share