Científicos de la Universidad de Texas, en Dallas, han creado músculos artificiales basados en nanotubos, ligeros como el aire y capaces de funcionar incluso bajo temperaturas extremas. “Los músculos se dilatan a lo ancho sobre un 200% cuando se le aplica un voltaje y son más duros que el acero”.

Vía: Slashdot

Share