[blip.tv ?posts_id=1865066&dest=-1]

Que la lucha por la protección del medio ambiente tiene ante sí un difícil panorama es una realidad que a muy pocos se les escapa. Por mucho que gobiernos y empresas intenten mostrar su adhesión a la causa, lo cierto es que, en cuanto los intereses particulares se ven amenazados, las reacciones no se hacen esperar, y van desde la simple chanza a la represión más furibunda. En este vídeo (puede que tarde un poco en cargar, pero vale la pena), podemos ver cómo se empleó la policía inglesa en el Campamento del Clima que se celebró en Kingsnorth en agosto del pasado año. Ahora, el Gobierno británico se ha visto obligado a tomar cartas en el asunto:

El diputado David Howarth sostuvo una reunión en Westminster la pasada semana para presentar un informe sumamente inquietante y potencialmente explosivo sobre el modo en que la policía del Reino Unido criminaliza una protesta legítima. El informe, elaborado por el equipo de apoyo al Campamento del Clima y titulado ‘La policía en el Campamento del Clima de Kingsnorth: ¿Evitando desórdenes o evitando la manifestación?, documenta la campaña orquestada por la policía para disuadir, difamar, intimidar, acosar, y criminalizar a los ciudadanos británicos que no hicieron otra cosa que intentar ejercer su derecho a la protesta pacífica”.

En el vídeo se puede ver cómo la policía carga contra ciudadanos indefensos, detiene a los periodistas que cubrían el acto e incluso golpean y maltratan a mujeres y hombres sin motivo aparente. La versión inicial fue que muchos de los policías fueron atacados y heridos por los manifestantes, versión que el propio Gobierno acaba de admitir que es falsa.

Puedes seguir las evoluciones de este caso en Britcit.

Share