Woody Lewis ha publicado en Mashable un interesante artículo acerca de la crisis que afecta a la prensa y sus posibles salidas. En el post, este experto en medios sociales y arquitectura web condensa su visión en cinco puntos que pasamos a presentar en traducción libre y resumida:

1. Sumarse al caos: “El caos puede ser traumático para quien carece de imaginación, pero dejar de ser el centro de gravedad puede salvarnos. Creer en la santidad de periódicos no mejorará sus posibilidades. Los acontecimientos arbitrarios liderados por la tecnología y un modelo de empleo social son la clave del futuro”.

2. Diseñar nuevas estrategias que pongan el acento en las alianzas y la colaboración: “El sector privado puede no ser ya ser el mejor escenario para formar alianzas. Las fundaciones y ONG, sobre todo aquellas de carácter social, pueden ofrecer una alternativa. Al menos, colaborar con tales organizaciones puede tener ventajas inesperadas”.

3. Hágase con un potente socio tecnológico: “Algunos medios de comunicación han abierto sus bases de datos a desarrolladores web con la esperanza de que éstos les inspiren nuevos servicios creativos que logren una mezcla de información desde varias fuentes. Estos mashups pueden tomarse como experimentos, pero se verán superados por las mismas fuerzas innovadoras que causaron el primer problema. La mayor parte de los periódicos no tienen los recursos internos necesarios para planificar y desarrollar este tipo de proyectos, y seguramente tampoco disponen de presupuesto para servicios externos”.

4. Crear una ‘taxonomía Twitter‘: “No hay nada como una comida gratis, pero hoy por hoy, desarrollar una jerarquía de cuentas de Twitter puede ser lo más parecido. Twitter ofrece un excelente canal para la comunicación entre un periódico y sus lectores. Un árbol de cuentas que cubra secciones específicas y otros servicios puede promover el periodismo ciudadano y dar cauce al contenido generado por el usuario”.

5. Explorar soluciones de micropublicación: “Ediciones personalizadas vinculadas a feeds RSS y ediciones limitadas de reseñas de libros y otras secciones en peligro son buenas ideas que deben tenerse en cuenta”.

Quedarse con los brazos cruzados no es una opción.

Share