La Guardia Civil desarticuló, en la Operación Almanzor, una red de caza furtiva en la Sierra de Gredos con 48 detenciones y la incautación de más de 350 trofeos, que se dedicaba a preparar cacerías furtivas a clientes que deseaban cazar un animal prohibido o de unas características determinadas, pagando un precio inferior al que le costaría utilizando los cauces legales”.

Vía: EP

Share