Su ojo sí ve, pero su cerebro no es consciente de la información visual. El 60% de los pacientes que sufren un infarto cerebral en su hemisferio derecho (concretamente en el lóbulo parietal) son virtualmente ciegos a todo lo que ocurre a su izquierda. Una investigación publicada esta semana en la revista ‘Proceedings of the National Academy of Sciences‘ apunta a que escuchar su música preferida podría aliviar esta sensación”.

Vía: elmundo.es

Share