El retroceso de los glaciares de la Patagonia es la razón por la que la cantidad de polvo que llega a la Antártida experimenta cambios abruptos, según ha revelado una investigación financiada con fondos comunitarios. El estudio, publicado en Internet por la revista Nature Geoscience, recibió financiación por parte de una beca Marie Curie de la UE. Estos hallazgos contribuyen al conocimiento científico de los cambios que ha sufrido el clima en el pasado y permitirían ajustar las predicciones científicas sobre lo que podría ocurrir en un futuro”.

Vía: Coridis

Share