La mayor extinción masiva de especies en la historia de la Tierra, hace 250 millones de años, pudo haberse producido por la acción de gigantes lagos de agua salada, cuyas emisiones de gases halogenados terminaron por cambiar la composición química de la atmósfera de forma tan drástica que la vegetación resultó irremediablemente dañada”.

Visto en Ecuador Ciencia

Share