El Parlamento francés ha rechazado la ley Hadopi contra el P2P apenas unos días después de haberla aprobado aprovechando la ausencia de la inmensa mayoría de los diputados. En esta ocasión han sido 21 los votos en contra de la también denominada ‘ley de los tres avisos’ o ‘plan Sarkozy‘, la mayoría de la izquierda, aunque también hubo dos votos del partido en el poder, frente a los 15 que se mostraron favorables a ella. Ya decíamos que lo de Sarkozy era una victoria pírrica, pues ahora lo es aún mucho más.

No obstante, la batalla no ha terminado. El presidente galo ha anunciado ya que la ley volverá a ser votada el próximo 27 de abril y que no descansará hasta que sea aprobada, lo que revela un afán personal que dista mucho del papel asignado a un representante de la ciudadanía, el máximo en su país, en este caso.

Mientras tanto, a este lado de los Pirineos:

Share