Un grupo de científicos del New Mexico Tech han logrado, por primera vez en la historia, registrar datos de los fenómenos eléctricos que se producen en una erupción volcánica desde su inicio. Ha ocurrido en el volcán del monte Redoubt que, como ya contamos en EcoPlaneta, se encuentra activo desde finales del mes de marzo.

Los resultados han sido espectaculares, pues el equipo ha podido constatar que los fenónemos eléctricos que se producen en las columnas de gases y ceniza de los volcanes no son sólo similares (rayos, relámpagos…) a los de una tomenta ‘convencional’, sino incluso de la misma o mayor intensidad:

Primero, asistimos a una fase eruptiva o explosiva”, señaló el físico Paul Krehbiel. “Mientras los gases salen del volcán, la actividad eléctrica es continua y fuerte, y se registran muchas pequeñas descargas eléctricas”. La segunda fase es la de la nube de la ceniza que se aleja del volcán con el viento. Esta fase está caracterizada por relámpagos discretos. “Cuando la erupción ha terminado, hay una fase subsecuente de relámpago en la columna. El relámpago como tal se da en la nube de ceniza y agua subiendo y bajando por el volcán.”

“La actividad ha sido igual o más fuerte que las que hemos registrado en grandes tempestades del Oeste medio”, indicó Krehbiel. “El ruido de la radiofrecuencia era tan fuerte y continuo que la gente que vive en el área no habría podido sintonizar sus canales de televisión en VHF”.

Los investigadores están convencidos de que los datos de esta expedición servirán para desvelar algunos de los muchos secretos de la actividad eléctrica de los volcanes. No sólo cuentan con registros de todo el proceso eruptivo, sino que según afirman, son de una calidad y nitidez extraordinarias.

Aquí te dejo otras espectaculares imágenes, publicadas en el Observatorio Vulcanológico de Alaska:

relampagos2 relampagos3 relampagos4 relampagos5 relampagos6 relampagos7

Gracias, Michelle.

Share