El centro de la Vía Láctea sabe a frambuesa y huele a ron, debido a la presencia de ácido fórmico, responsable del sabor de esta fruta y el peculiar olor de la tradicional bebida alcohólica de los piratas, según concluyen astrónomos del Instituto Max Planck (Bonn, Alemania) que buscaban aminoácidos en una gigantesca nube de polvo y gas situada en el centro de la galaxia, a través del Telescopio del Instituto Franco-Español de Radio Astronomía Milimétrica, ubicado en España”.

Vía: EP

Share