estados policiales electrónicos

España se sitúa en el grupo de países rezagados, pero en desarrollo de un estado policial electrónico, en un ránking que encabezan China, Corea del Norte, Bielorrusia y Rusia como los países de máxima implantación, seguidos de Reino Unido, EEUU, Singapur, Israel, Francia y Alemania, en el pelotón de naciones de avanzado control de la actividad electrónica. Éste es el resultado de un informe (PDF) realizado por una organización denominada CryptoHippie, que ha utilizado como fuente datos obtenidos de entidades como Reporteros sin Fronteras, Centro de Información de la Privacidd Electrónica o la Casa de la Libertad.

La posición exacta de España en el ránking, referido al año 2008, es la 43 de un total de 52 países analizados, por encima de Portugal, Luxemburgo, Argentina, Rumanía, Tailandia, Bulgaria, Brasil, México y Filipinas, que cierran el listado.

Según consta en el informe, para su elaboración se han tomado en consideración 17 factores (requisitos de documentación, trabas fronterizas, control financiero, censura, garantías constitucionales, retención de datos…), a los que se ha asignado una puntuación del 1 al 5, y que han determinado los siguientes bloques:

  1. Estado policial electrónico muy avanzado – puntuación de 3 o más (en rojo en el mapa).
  2. Estado policial avanzado – puntuación entre 2,5 y 3 (en naranja).
  3. Estados rezagados, pero en desarrollo – entre 2 y 2,5 (en amarillo).
  4. Estados poco avanzados, pero que tienden a ese modelo – inferior a 2 (en verde).

CryptoHippie define ‘estado policial electrónico’ como aquel que “usa tecnologías electrónicas para registrar, organizar, buscar y distribuir evidencias crimnales contra sus ciudadanos”, de forma no siempre conocida ni visible, bien para su uso inmediato o para seguimiento de la acividad de las personas, ignorando la presunción de inocencia. Todo ciudadano es un delincuente en potencia:

En un estado policial electrónico, cada grabación de las cámaras de vigilancia, cada email que usted envía, cada páginas de Internet que usted visita, cada post que usted escribe, cada cheque que usted extiende, cada gasto de su tarjeta de crédito, cada llamada telefónica… es una evidencia criminal, y se registra en bases de datos de investigación durante un largo, largo tiempo. Cualquiera que acceda a esas bases de datos puede hacerle aparecer muy, muy malo si así se lo propone. Usted puede ser perseguido si se estima oportuno: la evidencia ya está en las bases de datos”.

Tienes disponible la tabla de datos del informe en formato XLS.

Vía: Slashdot

Share