[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=o0aNFzU3FHk[/youtube]

Rodolfo Chikilicuatre ha demostrado ser un monstruo frente a los ‘artistas’ prefabricados que nos vende la industria para Eurovisión. 43 países no pueden estar equivocados. Soraya, penúltima (no última gracias a los colegas de Andorra -12 puntos- y Portugal -7-), posición #24 de #25 con apenas 23 puntos. Chikilicuatre, una apuesta transgresora a la altura del festival, logró auparse hace un año hasta la posición #16, con 55 puntos, más del doble. Por cierto, me ha encantado la canción ganadora de este año. Y aún andan los flipados estilo Uribarri preguntándose por qué España no se come un rosco. ¿Qué tal una apuesta por la música… o por la transgresión?

Share