Valga este minipost para pedir disculpas a todos los lectores por la ausencia de actualización en los últimos días, coincidiendo con mi viaje a Gijón para participar en el Foro Internet Meeting Point. El caso es que cuando salí de casa, el sitio iba perfecto, pero al llegar al hotel por la noche, advertí que había problemas para accecer porque los navegadores me redirigían a la página de instalación de WordPress.

Al día siguiente, y gracias a la inestimable ayuda de la gente de Bitacoras.com (Raúl Ordóñez y David Martínez), logramos que el blog volviese a estar en el ‘aire’, aunque se nos pasó un pequeño detalle, y es que el acceso al panel de administración también estaba afectado y, por tanto, no podía acceder ni para actualizar ni para aprobar comentarios.

David estaba de viaje, y yo frustrado y enredado con los temas del Internet Meeting Point. Así que no ha sido hasta ahora que veo un correo de David en el que me avisa de que ya está todo arreglado. Efectivamente. Y como tengo unas cuantas horas por delante antes de embarcar rumbo a Gran Canaria, me ha parecido urgente escribir este post desde la terminal blogger por excelencia (aka T4) para explicar lo sucedido, pedir perdón a los lectores y agradecer muchísimo la colaboración de Raúl y David.

Y sí, todo tiene que ver con el pésimo estado del servidor. Ya tengo previsto acometer mañana mismo la mudanza, a ver si hay más suerte y nos dedicamos a compartir sin tener que soportar zozobras de estas características.

Share