cyberneticos

Bueno, si eres capaz de leer este post y de ver el sitio correctamente estarás visitando Mangas Verdes en su nuevo alojamiento, en los servidores de la empresa andaluza Cyberneticos, que es por la que nos hemos decidido finalmente para huir a toda carrera de Ferca, cuyos servicios se habían convertido en toda una pesadilla, en especial desde su adquisición por parte de Hostalia, un par de meses atrás.

Las razones del cambio han sido las que suelen ser casi siempre: continuas caídas, pésimo servicio técnico y de atención al cliente, ausencia de información y propuestas de alternativas… En Ferca hemos pasado dos años, y debo decir que la mayor parte de los mismos bastante bien, con problemas más o menos superables gracias a la puntual colaboración de David Carrero, que fue la persona con quien llegamos al acuerdo inicial. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, coincidiendo precisamente con la entrada en juego de Hostalia, las cosas se habían ido degradando de tal forma que era raro el día en que el servidor no cayera una o dos veces, y rara la semana en la que algunas de esas caídas no se convirtiesen en un auténtico calvario por la imposibilidad de reinicio remoto y la falta de atención del servicio de soporte.

Cierto es que los sitios alojados (todo los bloques de Mangas Verdes, Cuando calienta el sol y Proyecto Isla) han experimentado en estos últimos 24 meses un crecimiento notable, pero no desde luego para justificar un colapso como el que se venía produciendo por último, por lo que deduzco (y es tan solo una percepción personal) que alguien quería presionarnos para cambiar el acuerdo establecido. Pero ésas no son formas. Por ahí no paso.

En Cyberneticos he encontrado un plan que se ajusta perfectamente a mis necesidades (Alfa 3), con el doble de memoria, casi el triple de espacio en disco y a mucho mejor precio que lo que tenía hasta ahora en Ferca, monitoreo 24 horas y alerta SMS. Además, algo para mí muy importante, administrado al 100% por la propia empresa de hosting, con lo cual uno puede dedicarse a lo que realmente sabe y le gusta: crear contenidos, dejando los aspectos técnicos a los profesionales del sector.

Por ahora, todo va genial. Los sitios cargan mucho más rápido y no he tenido caída alguna, aunque aún es muy pronto para hacer una valoración realmente ajustada.

Para los amantes de los procesos, les diré que ha ido casi todo como la seda: traslado de archivos y bases de datos sin más complicaciones que las evidentes en sitios con muchos bytes ya a sus espaldas. Los mayores problemas los he encontrado en las instalaciones de WordPress (WP), debido a algunos plugins que directamente dejaron de funcionar con el cambio y algunos problemas con las plantillas, además, claro está, del clásico olvido de restaurar los permisos a algunas carpetas. Pero, vamos, nada dramático, en principio.

Había esperado hasta la mudanza para realizar actualizaciones pendientes de algunos plugins y del propio WP. Cosa que he hecho ya, y que, en el caso del cms, no recomiendo a nadie: WP 2.8 aporta muy poco y ha provocado graves problemas en algunos de los plugins que utilizo y que, definitivamente, he tenido que deshabilitar. Casi mejor esperar a la versión 2.8.1, a punto de llegar.

En el capítulo de pérdidas, debo decir que me he visto obligado también a reducir la carga en el servidor, al menos en primera instancia, para evitar problemas. De tal modo que he decidido reducir el número de plugins, eliminar el foro y probablemente haga lo propio con Ecoplaneta, devolviéndolo a su estado de sección integrada en Mangas Verdes, aunque esto aún no lo tengo del todo claro. Son muchos plugins y muchos procesos para iniciativas y funciones muy bonitas, pero no siempre justificadas.

De las novedades que me aporta el nuevo servidor, además de las mejoras ya comentadas y de lo que puedes ver en la propia web oficial, me quedo con DirectAdmin, el panel de control que ofrece la empresa para los servidores Linux, y sobre el cual tenía mis dudas (hasta ahora había trabajado con Plesk y CPanel). Pues, sinceramente, una gozada: sencillo, intuitivo y eficaz, creo que el mejor de los que he usado hasta el momento.

Y nada más. Debo agradecer, eso sí, a todos los amigos y lectores que se preocuparon por el estado del sitio y me propusieron valiosas alternativas, entre las cuales tuve que deshojar la margarita, cosa que no fue nada fácil. Algunas me las guardo para un futuro, pero ahora sólo podía escoger una. A Guillermo, por su ayuda en momentos determinados. Y debo también pedir disculpa a todos los lectores por los problemas que hemos sufrido en los últimos tiempos y espero que, a partir de ahora, todo vaya bien.

Quedan aún flecos pendientes sobre los que sigo trabajando, aunque me resultaría de gran ayuda que me comunicases cualquier error que detectases. Bievenidos a nuestra nueva casa. Como siempre, espero que te sientas como en la tuya 🙂 .

Share