Este vídeo sirvió para demostrar una ‘fuga magnética’ en el tren de la línea Rokko Liner, en Kobe (Japón). Los clips esparcidos por el suelo reaccionan, incorporándose y vibrando en los arranques y frenadas, al magetismo producido por la corriente eléctrica que impulsa los motores situados bajo la superficie. A pesar de que esta ‘fuga’, dicen, no tiene incidencia en la salud humana, aunque puede afectar a tarjetas de crédito o teléfonos móviles si se encuentran muy cerca del suelo, la compañía propietaria del tren dice que instalará un blindaje adicional, “por si acaso”.

Vía: Boin Boing | Pink Tentacle

Share