Marconiphone 702

Parece claro que los primeros televisores de la historia estaban hechos no sólo para cumplir la función para la que fueron ideados, sino para durar lo máximo posible también. Al menos, eso es lo que se desprende del estado en que se encuentra el televisor más antiguo conocido de cuantos aún funcionan en el planeta, un Marconiphone 702 de 1936 propiedad del británico Jeffrey Borinsky, que ha organizado un concurso para descubrir si existe algún televisor más longevo que el suyo.

Marconiphone 702

El aparato, que se cree fue construido alrededor de noviembre de 1936, justo el mismo mes que la BBC emitió su primer programa desde el set de Alexandra Palace, tiene una pantalla de 12 pulgadas y costó, en su momento, 60 guineas, unos 12.800 euros si calculamos su equivalencia en la actualidad. Su dueño, que adquirió la tele hace 10 años “para ver dibujos animados antiguos” en su entorno natural, ha convertido el set en digital “para seguir disfrutando de él muchos años”.

El Marconiphone 702 fue uno de los modelos pioneros de la televisión en todo el mundo, los llamados ‘pre-war’, construidos entre 1936 y 1939, antes de la II Guerra Mundial, y entre los que se encuentran también nombres míticos como HMV 900, HMV 905, Murphy A58V, Cossor 1210, Marconiphone 701, 703, 704, 705, 706, 707, 708 y 709, Baird T18, T18 Console, T19, T20, T20 Console, T14 y T21, Cossor 54, 437T, 1210 y 137T, Ekco TC103, Ekco-Scophony ES104, Ferranti T3 y T4, GEC BT8090, BT8161, BT9121 y BT9122, His Master’s Voice 900, 907 y 901, 902, 905 y 904, Invicta TL4, Kolster-Brandes 780, Murphy A56V, Philips TEL61, Pilot T65, Pye 815, 817, 819, 838 y 4046 o Ultra T22 y T24.

Así que si tienes uno de éstos y funciona, o puedes hacerlo funcionar, igual vas y ganas el concurso ;)

Share