Cura de día, ‘drag queen’ de noche. Ésa es la doble vida del reverendo Vincent ‘Anthony’ Capretta, o Big Mama Capretta en su faceta reinona y de estrella del house:

Yo quise ser cura desde que estaba en primaria. Me crié en la iglesia Católica Romana y asistí al colegio parroquial. Allí era el preferido de los curas y las monjas con las cuales me pasaba los sábados en el convento rezando el rosario. A los 12 años fui aceptado al seminario para menores pero este cerró por falta de estudiantes… Así que me tocó ir a un colegio jesuita y allí se me quitaron las ganas de ser cura”. Allí tambien fue donde a los 16 años tuvo su primera experiencia homosexual con un compañero que era un par de años mayor que él”.

elmundo.es

Big Mama Capretta

¿Y la Iglesia, qué piensa al respecto? Parece que aún no se ha pronunciado, aunque a Anthony tampoco le importa demasiado:

Ya no me asusta salir del armario como un cura católico gay”, señala el padre Anthony, que tiene a su cargo la parroquia Community of Charity de Columbues, en Ohio. “Soy una prueba viviente de que una persona puede hacer cualquier cosa que quiera hacer. Tenemos que amarnos y disfrutar de nosotros mismos en este mundo. Y yo disfruto de mi vida siendo quien soy y lo que Dios ha hecho de mí. Ahora, ¡bailemos!”.

telecinco.es

Share