Llevo ya algunos años, más de los que quisiera, sin acudir a la ancestral Fiesta de La Rama que se celebra en torno al 4 de agosto, cada año, en la villa de Agaete (Gran Canaria). Este año, enfrascado en algunos asuntos de traslados familiares, ni tan siquiera estuve pendiente de la fecha. Afortunadamente, allí estaban Tere Falcón y Magacín66 para rescatarme de esta pequeña desazón con un vídeo que refleja fielmente el espíritu de la celebración.

Se tiene a La Rama por una fiesta de origen aborigen (cacofonía al canto), basada en un rito de petición de lluvias que llevaba a los antiguos habitantes de la isla a cortar ramas en la Cumbre y marchar luego hacia la costa para golpear el agua con ellas. Sin embargo, hay investigadores que sostienen que no se trata más que de una tradición religiosa posterior a la conquista, denominada ‘enramada’, que no buscaba más que cubrir de ramas y engalanar a los santos. Sin embargo, no es difícil calcular que, dadas las similitudes entre ambas, podemos estar ante un hecho bastante común de la Iglesia frente a los ritos de los pueblos convertidos: la asimilación de la festividad pagana en otra de carácter cristiano.

Sea como fuere, lo cierto es que La Rama sigue siendo uno de los puntos de encuentro festivos más importantes del archipiélago en el que, salvo casos aislados, prima la alegría, la marcha y el buen rollo. A ver si me animo en 2010.

Share