Atlas

Ya hemos comentado en más de una ocasión que el blog, como herramienta de comunicación que es, está abierto a múltiples posibilidades, desde la confesión íntima a la información, pasando por todo el amplio abanico del infinito potencial creativo humano. Por eso, y por su amplio poder comunicativo y versatilidad, hablar de muerte de los blogs no supone más que un ejercicio de esnobismo o interés, no por más celebrado menos estéril. Quien se quiera morir, que se muera. Pero que nos deje al resto disfrutar de los millones que aprovechan este poderodo tesoro libre que nos brinda la tecnología para expandir y compartir su universo. En cualquier terreno, incluido el arte. Como, por ejemplo, el de Fernando Vicente, un artista plástico de amplia trayectoria que ha creado una red de weblogs para mostrar su obra. Un blog por colección. Impresionantes todas, por cierto.

Son cinco bitácoras en total: una general, Vanitas, Anatomías, Atlas y Pin-Ups. Una auténtica gozada con la que podrás disfrutar horas de un enorme caudal de sensibilidad, talento y destreza. No digo más. Sus imágenes sí que valen más que mil palabras.

Share