Un crack doble, un crack al cuadrado. Lo mires por donde lo mires, Usain Bolt parece llegado de otra galaxia. Si hace unos días pulverizaba su récord mundial en los 100m, ayer hizo lo propio en los 200m, de los 19,30s de las Olimpiadas de Pekín a nada menos que 19,19. Seguro que este hombre tiene algún límite, pero yo en estos momentos no soy capaz de ponérselo.

Y para cerrar el triplete y que no digan que no destaco también lo de casa, aquí este pequeño homenaje a Marta Domínguez, flamante campeona mundial de los 3.000m obstáculos. Una victoria brillante y emotiva, tras aquella caída en los pasados Juegos Olímpicos que probablemente le privaron del oro en aquella ocasión.

Share