Un adolescente lituano ha decidido (y logrado) crear un robot (RDRK) capaz de resolver un cubo de Rubik sea cual sea la posición inicial, que le es asignada a través de un programa que, además, permite seguir todo el proceso. El algoritmo utilizado es del tipo ‘layer-by-layer’, muy similar, dicen, al método humano para resolver este tipo de problemas.

El joven inventor nos muestra todos los detalles del ‘juguete’ en su propio blog. El artilugio no batirá ningún récord de velocidad (por el momento), pero parece que hace perfectamente la tarea para la que fue creado.

Vía: Neatorama

Share