adn17

No sólo el cuerpo humano es arte; su ADN, también. Eso es, al menos, lo que piensa un grupo de científicos, artistas y emprendedores que ofrece desde hace algún tiempo la posibilidad de convertir tu ADN en una obra inmortal, un retrato de tu yo más íntimo y básico, con el que podrás satisfacer egos, sorprender a los amigos y convertir tu casa en un todo museo de tu huella genética familiar.

adn6

Al menos tres compañías alrededor del globo ofrecen este servicio por Internet. Una de ellas, madrileña, GenePortrait; y las otras dos, estadounidenses, DNA Art Forms y DNA 11 (con versión en español).

adn15

El método es similar en todas ellas: contratas el servicio, te remiten un kit para que envíes un soporte de donde extraer tu ADN (por lo general, saliva), envías la muestra, eliges el tipo de retrato y recibes el producto (cuadro listo para colgar y/o imágenes en alta resolución en un CD y, según la empresa, información científica adicional). Los precios también son muy similares, saladitos por lo común, desde los 153 euros de las opciones más baratas a los 3.000 euros para retratos grupales de 50 personas, pasando por todo tipo de ofertas intermedias.

adn16

Las tres empresas aseguran que los resultados son exclusivos y que reflejan fielmente el ADN enviado. Algunas, como DNA 11, ofrecen todo un mercado de modelos y accesorios, como marcos o miniretratos.

Pero, si lo que quieres es algo más accesible y barato, que no sea tan íntimo, pero igual de personal y exclusivo, no te olvides de WEB2DNA, una herramienta con la que podrás crear una imagen del ‘ADN’ de tu página o blog como, por ejemplo, la de Mangas Verdes, que es la imagen que encabeza este post.

Con todo, la relación entre ADN y arte no es nueva ni exclusiva de este mercado online. Artistas como el ucraniano Dmitry Sunaganov han jugado también, aunque desde la ficción, con estos dos conceptos:

adn18

Si quieres ver algunas de las posibilidades de esta nueva corriente o recrearte con varias de estas creaciones, no dejes de visitar nuestra galería de imágenes.

Fuentes: The Bio(logy) Blog | io9 | No Puedo Creer…

Share