calima2

Fue un 6 de enero de 2002, en pleno Día de Reyes, la atmósfera se volvió de un rojo intenso y se hizo imposible salir a la calle. Los centros de salud se llenaron, los aeropuertos cesaron su actividad y el pánico cundió en una parte de la población. Canarias vivió una tormenta de polvo rojo, como ayer lo hizo Sídney, 7 años atrás. Lo contamos todo en EcoPlaneta.

Share