Pequeños, pero raritos

Los animales que presentamos en este post tienen dos características comunes: su pequeño tamaño y una apariencia singular que los hace únicos. Unos parecen peluches concebidos para despertar ternura, otros podrían figurar en el reparto de cualquier película de terror; unos pueden resultarte hemosos y otros, un auténtico espanto. Pero todos forman parte de esa impresionante biodiversidad que conforma la vida en nuestro planeta y que tan amenazada se encuentra. Son raros, muy raros, pero son nuestros ‘raros’ y eso ya merece un respeto por la parte que nos toca.

pez hacha gigante

1. Pez hacha gigante (‘Argyropelecus gigas‘).

A pesar de su nombre, este primo lejano de los conocidos peces hacha de agua dulce no mide más de 11cm de longitud. Habita en aguas abisales australianas y, además, de unos ojos y boca desmesurados, posee unos fotóforos que producen luz.

2. Topo de nariz estrellada (‘Condylura cristata‘).

topo de nariz estrellada

Una de las mayores rarezas del mundo aninal. Estos topos que habitan al norte de EEUU poseen 22 tentáculos repletos de órganos de Eimer al final del hocico, con los que puede detectar los gusanos, insectos y crustáceos de los que se alimenta. Es ciego, no excede de los 20cm de largo, tiene 44 dientes y probablemente sea el animal que más rápido ingiere a sus presas, ya que su cerebro tarda apenas 8 milisegundos en decidir si una presa es comestible o no, y tiene un retardo de sólo 120ms entre cada presa viva deglutida.

3. Jerbo de Mongolia (‘Meriones unguiculatus’).

jerbo

Este singular ratoncito, también conocido como ‘ardillita del desierto’ es una de las rarezas más populares de la familia de los jerbos, presentes en Asia y África a través de 89 especies. Su historia es muy similar a la de las cobayas, ya que ha pasado de animal de laboratorio a mascota solicitada, gracias a su carácter ‘amigable’ y su simpática apariencia. Vive en el desierto, y no excede los 30cm de longitud, si bien la mitad de ésta pertenece a su cola. Gusta de cavar galerías en la arena y se alimenta de insectos por la noche.

4. Rata topo lampiña (‘Heterocephalus glaber‘).

rata topo lampiña

Además de su desagradable aspecto, esta rata, conocida también como ‘heterocéfalo’, destaca por su considerable longevidad en comparación con el resto de roedadores de su tamaño, nada menos que 26 años. Por eso, y por estar organizadas en una sociedad en la que sólo algunos especímenes están especializados en las tareas de reproducción, mientras el resto, estéril, se dividen entre sirvientes de la casta real, trabajadores y soldados. Esto hasta que muere la reina. Entonces se libra una batalla encarnizada a muerte entre las hembras para tomar el relevo de la monarca fallecida.

5. Pez sargazo (‘Antennarius striatus‘).

pez sapo peludo

Pertenece a la familia de los peces sapo y su cuerpo aparenta estar completamente cubierto de ‘pelo’, de ahí su otro apodo, ‘pez sapo peludo’. Sin embargo no se trata más que de un camuflaje de algas para facilitarle su característica principal: la de eficaz depredador de los arrecifes. Vive en aguas de Indonesia y la velocidad de su ataque es realmente impresionante, como se puede observar en el vídeo que ofrecemos a continuación:

Página 2

Share