True Love

¿Se puede fotografiar el amor? Ésa es la pregunta que se ha planteado Zack Zeckler. Tiene claro que basta hacer decir ‘patata’ o ‘mermelada’ para capturar una sonrisa, ¿pero cómo fotografiar el auténtico sentimiento amoroso, ése que se manifiesta de múltiples formas en la vida cotidiana, pero que tanto se resiste a una fría sesión de estudio? Fácil, piensa, convirtamos la cámara en amante. Así que recluta a un grupo de voluntarios para someterse a una sesión de hipnosis y dejarse fotografiar en pleno ‘romance’ con el objetivo. True Love es el resultado.

Vía: MetaFilter

Share