Me ha gustado mucho la atmósfera creada por Andrey Stvolinsky en este ‘Slow Moscow‘, donde la cámara superlenta y otros efectos se combinan con la cotidianidad para reflejar el devenir y las grandes diferencias sociales que día a día se acentúan en la capital rusa (y Rusia, en general) en esta era postcomunista. Es casi un documental.

Vía: Neatorama

Share