fibonacci

Esto le puede gustar a matemáticos, esotéricos… y a cualquier amante de la belleza. Estos anillos han sido diseñados siguiendo la pauta marcada por la secuencia de Fibonacci (popularizada por ‘El Código da Vinci‘), en la que cada tercer número es la suma de los dos anteriores (0,1,1,2,3,5,8…). En estos anillos, las cuentas están organizadas según los primeros cuatro números de dicha secuencia (1,1,2,3). Las piedras son de hematita.

Vía: Neatorama

Share