riada en Tasarte

He pasado la mayor parte del día en la localidad de Tasarte. Bueno, en Tasarte y en la eterna carretera que lleva hasta ella por el norte de Gran Canaria. Tasarte es la zona de la isla más afectada por el temporal de lluvia y viento que ha azotado Canarias estos días y que ha causado estragos en prácticamente todo el Archipiélago, con especial incidencia en la isla de La Palma y en este rincón grancanario, perteneciente al municipio de La Aldea, del que les hablo.

La experiencia ha sido abrumadora, tanto por los daños y la desolación que reinaba en el pueblo, como por el espectáculo de la naturaleza en estado puro, con manantiales cayendo por todos lados desde la Cumbre. La gente de Tasarte se vio sorprendida por una riada de agua, fango y multitud de rocas de todos los tamaños, algunas impresionantes, que arrasaron el pueblo debido al caudal acumulado en el barranco: casas derruidas, vehículos sepultados, comunicaciones rotas, animales muertos… en fin, una auténtica catástrofe.

vehículo sepultado

Hoy, dos días después de la avalancha, el pueblo seguía aún sumergido en lodo y rocas, mientras vecinos y personal de emergencias luchaban con todas sus fuerzas por intentar devolver todo a la normalidad. Tarea realmente titánica que no se verá culminada hasta pasadas unas semanas, como mínimo.

Tasarte y buena parte de Canarias pasará esta Navidad sumida en el desasosiego. A todos los que se han visto afectados por este golpe de la naturaleza, de manera muy especial, lo mejor en esta noche. De corazón.

He creado un set en Flickr con las imágenes, y puede que en breve suba alguna a Imagina también.

Share