trileros

Como otros muchos ya lo han analizado y contado mejor que yo. Sólo me queda tomármelo a coña: el Gobierno español ignora las reivindicaciones del #manifiesto, mantiene la comisión administrativa para cerrar páginas web y, eso sí, contará con jueces transformados en convidados de piedra para bendecir los intereses del lobby cultural. El anteproyecto no se toca, se anuncia un reglamento y se pedirá una autorización judicial sólo para corroborar que la acción de cierre proviene de un organismo legalmente constituido. ¡Si lo que pedimos es que no se constituya!

Volvemos al punto de partida. Qué tiempos aquéllos de la separación de poderes, soporte de la democracia. De traca.

Share