Un día cualquiera de mercado, la música comenzó a sonar entre los puestos de frutas y verduras. Fragmentos de la Traviata de Verdi interpretados en pleno Mercado Central de Valencia, entre los puestos de frutas y verduras. Los rostros de los compradores, asombrados ante la magia del arte, hacen que recuperemos la confianza en el buen gusto. El gusto por la buena fruta, la verdura, el champán, la música y la vida. ¡Dis-fruta-dlo!”

Sucedió el pasado 13 de noviembre en el Mercado Central de Valencia. Una performance a cargo del elenco operístico del Palau de les Arts. Y sí, me ha emocionado.

Share