whisky on the rocks

Whisky sobre las rocas, pero de verdad. Ésa es la propuesta que nos hace el diseñador Andrew Hellman para enfriar nuestra bebida preferida sin sufrir la pérdida de sabor y disolución en agua que provocan los cubitos de hielo al derretirse.

Las rocas, que están fabricadas por Teroforma con esteatita (talco, vamos) de Vermont, se enfrían en el congelador durante unas horas y ya están listas para usar. Un set de 8 piedras cuesta 20 dólares, con bolsa de transporte de regalo. No se recomienda para grandes volúmenes de bebida y su acción es efectiva pasados unos 5-10 minutos tras introducirse en el vaso o la copa. Luego, aclarar bajo el grifo, y vuelta a empezar.

Vía: Thing Geek

Share