Esta mañana he estado en el acto de celebración del Día Europeo del 112, el teléfono único que ha supuesto un salto cualitativo en la gestión de emergencias y que afronta una importante actualización con las nuevas tecnologías como eje.

De las novedades presentadas, me ha llamado poderosamente la atención Mirror Eyes, un sistema que explota las posibilidades de los gadgets para la participación activa del ciudadano en la alerta, localización y diagnóstico de catástrofes basada, fundamentalmente, en la videollamada desde teléfonos móviles.

El sistema, desarrollado por la Dirección General de Protección Civil de Murcia hace más de un año, ha logrado captar la atención incluso de las autoridades estadounidenses, que estudian implantarlo en el 911, su teléfono de emergencias. Lo cual no deja de suponer un auténtico orgullo, toda vez que la inmensa mayoría de aplicación tecnológicas de vanguardia suelen experimentar justo el camino contrario, de EEUU al mundo.

En el vídeo está todo explicado y desde luego que a mí se me ocurre un puñado de aplicaciones ciudadanas más que ya han mostrado su efectividad en sucesos donde la comunicación 1.0 se hace imposible: blogs, Twitter, YouTube, Flickr o Facebook, entre otras; pero qué duda cabe que con este tipo de proyectos se trabaja en la dirección adecuada también en España, con la mente abierta, amplio conocimientos de las nuevas herramientas y voluntad para el desarrollo de acciones y metodologías, dejándonos con la sensación de que lo mejor está aún por llegar.

Y, lo mejor a escala personal, que Canarias comenzará a implementarlo, junto con otras aportaciones como el helicóptero no tripulado, a finales de 2010.

NOTA: el modelo de helicóptero no tripulado no tiene que ser necesariamente éste, aunque tendrá idénticas prestaciones y usos.

Share