puente de la bahía de Quingdao

Fue inaugurado el pasado 30 de junio y, con sus 42,5 kilómetros, ha pasado a convertirse en el puente más largo del mundo de forma absoluta, aunque se encasilla dentro de los constuidos sobre el mar. Es el puente de la bahía de Quingdao (China), que destrona de esta manera a otra megainfraestructura de ese mis país, el puente de la bahía de Hangzhou (35,763 km), entre los marítimos; y a la calzada del lago Pontchartrain (EEUU), de 38,42 km, entre los que ‘cuelgan’ sobre el agua.

Wikipedia nos da algunos detalles sobre este ‘monstruo’ de la arquitectura y la ingeniería:

La construcción del puente duró 4 años y empleó a más de 10.000 personas.1 Para su construcción fueron necesarias 450.000 toneladas de acero y 2,3 millones de metros cúbicos de hormigón. El diseño corrió a cargo de Shandong Gaosu Group.1 El puente está diseñado para soportar sismos de intensidad, tifones y colisiones de barcos. El puente está sustentado por más de 5.000 pilares y tiene una anchura de 35 metros, con 6 carriles y dos arcenes. Los costes ascendieron a 10 mil millones de yuanes (aprox. 1.500 millones de euros)”.

A continuación, cómo queda el ránking de los récords mundiales en materia de puentes:

Share