Martillazo

Lo malo de las victorias aplastantes es que convierten las banderas en martillos y sustituyen las razones por decretos”

Share