Guía para no hacer nada

Intentarlo, fallar, derrumbarse y lamentarse, la receta perfecta para no acabar nada en la vida. La primera fase de este ciclo siempre es positiva, aunque no vendría mal formarse debidamente antes de iniciar nada. Cualquiera de las otras tres ofrecen alternativas, múltiples y, por muy malas que sean, siempre mejores. Cualquiera que te ayude a reponerte y volver a empezar. Cualquiera que te aleje del colapso.

Share