Diferencias entre escrache y nazismo

Porque ni siquiera en política, todo vale. Pervertir el lenguaje en aras de proteger tu interés particular puede tener graves consecuencias, sobre todo si jugamos con asuntos y conceptos tan sensibles como los que está tocando el Partido Popular en su afán por desprestigiar las protestas personalizadas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) para presionar de cara a la votación de su Iniciativa Legislativa Popular (ILP) por la dación en pago.

Jamás pensé que llegaría el momento en que tuviera que publicar un post de estas características, tan elemental, para recordarnos qué es y qué no es fascismo, qué es y qué no es una movilización social. Ante la insistencia del PP y sus palmeros en aturdirnos a todos bajo esta ceremonia de la confusión, me he puesto a pergeñar esta pequeña tabla donde he recogido 10 de las muchas diferencias entre escrache y nazismo, entre expresión democrática y hostigamiento fascista.

Básica, como digo. Incluso evidente. Pero es precisamente la evidencia lo que es preciso preservar:

¡Malos tiempos estos en los que hay que demostrar lo evidente!”

(Frase extraída de ‘Madre Coraje y sus hijos‘, de Bertolt Brecht, escrita precisamente en pleno éxtasis del nazismo)

Share