Mendicidad 2.0

Basado -con aportaciones- en un interesante post de Ploked titulado ‘Twitter etiquette: is it wrong to ask for a retweet?‘ (‘Twitter etiqueta: ¿es malo pedir retuits?’) que comparto casi al cien por cien y que, a pesar de tener ya un par de añitos, conserva toda su vigencia:

– Pedir un retuit (RT) puede dar de ti una imagen desesperada.

– Pedir RT puede llegar a ser muy agresivo, especialmente si el tuit no merece la pena.

– Si el tuit merece la pena, la gente hará RT sin necesidad de que se lo pidas.

– Si publicas tuits interesantes, informativos y relevantes, entonces tus tuits serán retuiteados de forma natural.

– Si tienes que pedir un RT, lo más probable es que en realidad el contenido no lo merezca.

– La mejor forma de conseguir RT es publicar contenido útil para tus seguidores.

– Hacer RT es una decisión individual que no de debe ser forzada.

– Muchos usuarios pueden sentirse molestos por pedírsele un RT y no lo harán simplemente por habérselo pedido.

– Otros harán RT ciegamente sin siquiera pinchar en el enlace de tu mensaje.

– La conversación no gana nada. Tú tienes mucho que perder.

De estas reflexiones quedan al margen, naturalmente, los mensajes de emergencia, las movilizaciones y otros tuits de contenido similar. Pero me parecen especialmente relevantes en el ámbito del marketing, corporativo o personal.

Y tú, ¿cómo te sientes cuando alguien te pide un RT?

Share