Dubái es, sin duda, un auténtico paraíso de la arquitectura contemporánea, especialmente en el campo de los rascacielos, con algunas de las construcciones más emblemáticas en este ámbito a escala mundial, como el Burj Khalifa –o Torre Dubái–, el edificio más alto del mundo.

Un paisaje urbano de ato contenido exótico en el que abundan joyas diseñadas por los principales arquitectos del planeta y en el que no faltan edificios inteligentes, hoteles acuáticos o islas artificiales, todo producto de la excentricidad de la clase en el poder, inmensamente rica gracias a los beneficios del petróleo, frente a la pobreza en la que se halla sumergido el 80% de su población, hacinada por lo general en campamentos-dormitorio alejados del centro en los que pueden malvivir hasta 150.000 trabajadores.

Dubái Timelapse‘, el vídeo que comparto, no entra en estas disquisiciones, sino que se centra en realzar la belleza de esas modernas y singulares instalaciones con una combinación de técnicas que van del propio time-lapse hasta el tilt-shift, pasando por el HDR o el hiper-lapse.

Capturadas por dimid durante un viaje al emirato el pasado mes de enero, las imágenes que componen el corte son de una belleza arrolladora. Y si te parece que de día la cosa ya luce espectacular, espérate a ver lo que ocurre una vez cae la noche.

Share