Me ha fascinado el juego de integración de la Luna en escenas cotidianas de nuestras vidas que constituye el eje de este vídeo promocional de la Noche en Blanco (White Night) 2013 de la ciudad de Tel Aviv.

Entre lo lírico y lo experimental, el trabajo va integrando la imagen de nuestro satélite, con una acertada edición de stop motion, logrando sorprentes y divertidos efectos visuales que lo transforman en luz de semáforo, pelota de baloncesto o pez, entre otras recreaciones.

Una muestra más de que la publicidad no tiene por qué ser chabacana, hortera o directamente imbécil. Muy al contrario, la elaboración y respeto por la inteligencia de los consumidores y potenciales clientes suele lograr impactos de mayor intensidad y relevancia.

Como es el caso.

El vídeo ha sido dirigido y editado por Vania Heymann para la agencia CityMedia. La música es de Cohenbeats.

Que lo disfrutes.

Vía: PetaPixel

Share