El director de arte francés Thomas Jullien ha creado este simpático corto de apenas minuto y medio cuya principal virtud reside en que ha sido realizado uniendo nada menos que 862 fotografías enviadas a Instagram por otros tantos –por ahora desconocidos– usuarios.

Con este corto, denominado ‘An Instagram short film‘ y realizado bajo una técnica a caballo entre el time-lapse y el stop-motion, el autor ha querido resaltar, según sus propias palabras, las “infinitas posibilidades del social media’. Y, aunque no ofrece un listado con todos los usuarios que han contribuido sin saberlo a que la obra sea una realidad, sí invita a cualquiera que reconozca alguna de sus fotos a comunicárselo para añadir su nombre a los créditos.

¿Hay alguna tuya entre ellas?

Vía: Pop Photo

Share