Conan, el surrealista

Le cambiamos el sobrenombre de ‘bárbaro’ por el de ‘surrealista’, porque de surrealista y esperpéntico hay que tildar a este nuevo episodio ‘antipiratería’ que tiene como protagonistas a Conan y su autor, Robert E. Howard, un grupo de entusiastas de sus aventuras y a la Conan Properties International LLC (CPI-Paradox Entertainment).

El caso es que ese grupo de entusiastas (Broken Sea Audio), que publica versiones en audio online de obras clásicas, entre ellas las de Conan, sin ánimo de lucro y acogiéndose al hecho de que en su país, Nueva Zelanda, son ya de dominio público; ha recibido varias amenazas de querella o ‘cese y desista‘ de la CPI (PDF de la más reciente), alegando que, al estar disponibles gratuitamente en la Red, violan los derechos de autor porque son accesibles en países donde esta obra no es aún de dominio público.

La reclamación es del todo inaudita, porque, por ejemplo, como apuntan en Boing Boing, abriría las puertas a que cualquier país del mundo pudiese ejercer el ‘veto’ al dominio público de cualquier obra simplemente arrogándose sus derechos sin fecha de caducidad; pero tiene posibilidades de prosperar, debido a que una reciente ley aprobada en Nueva Zelanda permite cerrar cualquier web tan solo con que una empresa la acuse de ‘piratería’. Motivo por el cual los chicos han retirado ya los archivos de Conan de la web.

Digo que la cosa es del todo inaudita (al menos yo no conozco antecendentes) y esperpéntica, pero no deja de tener su importancia a la hora de calibrar, por un lado, lo peligrosa que puede llegar a ser una administración decimonónica para el desarrollo de la cultura y la defensa de sus ciudadanos, dando pábulo a todo tipo de caprichos particulares (peligro que cada vez se cierne más sobre nuestras cabezas); y, por otro, la empanada en la que se encuentran atrapados los talibán del copyright, cada día más desnortados y desesperados, incapaces de adaptarse a una realidad marcada por las transformación y dando grotescos palos de ciego al aire. Pero, sobre todo, malgastando una cantidad de energía impresionante en chorradas y batallas perdidas cuando bien podrían usarla para idear nuevos modelos y estrategias que les ayuden a situarse y rentabilizar las oportunidades que ofrece el nuevo estado de las cosas.

Pero, vamos, lo dicho: de traca y media.

Autor: mmeida

Soy periodista y escritor, creativo y social media. Mangas Verdes fue mi primer blog. Con él viví en primera persona la 'revolución de los blogs', obtuve seis premios internacionales y, lo más importante, me lo pasé en grande. Ahora transito por mmeida.com. (+ info).

3 comentarios en “Conan, el surrealista”

  1. Tienes toda la razón, es absolutamente esperpéntico. Pero eso es lo que ocurre cuando las personas se empeñan en aferrarse a su pedacito de seguridad (ficticia) y siguen pensando dentro de su propio marco (o cajita). Cuando la realidad es que ese marco ha cambiado (en este caso totalmente) y tus “antiguos pensamientos” son sólo “piezas de museo” ya que no les sirven para enfrentarte a una nueva realidad o concepción del mundo. Una lástima, la verdad.

    Ahora mismo, en el blog de mertxe: ¿Eres feliz?

    Me gusta

  2. Y después se quejan de las redes de distribución paralelas. En este caso el material estaba legalmente publicado, sin infringir normativas ni nada debido al dominio público de las obras. Pero ahora que los han obligado a quitar buena parte de ello, seguramente se despertará la curiosidad y empezará a circular por otros canales.
    Lo dicho, una pena.

    Ahora mismo, en el blog de Guty: Feliz cumple Poni!

    Me gusta

  3. Pingback: meneame.net

Los comentarios están cerrados.