Fotos inéditas del asesinato de Martin Luther King

Life.com

“El 4 de abril de 1968, el fotógrafo Henry Groskinsky y el escritor Mike Silva, ambos de ‘Life’, asignados a Alabama, fueron informados de que el doctor Martin Luther King, Jr. había sido tiroteado en el motel Lorraine de Memphis. Llegaron al lugar e, increíblemente, pudieron acceder sin restricciones a todas las instalaciones del motel, la habitación del doctor King y alrededores. Por razones que desconocemos, las fotografías tomadas esa noche y al día siguiente nunca fueron publicadas. Hasta ahora”.


Ésta es la sorpresa que nos llevamos hoy al entrar en Life.com, la web en la que se ha puesto a disposición de los internautas los archivos de la extinta revista ‘Life‘, gracias a un acuerdo entre Time Warner y Getty Images. Las fotos no aportan excesiva información, pero constituyen excelentes documentos gráficos de la escena del crimen, las primeras investigaciones y cómo se vivieron aquellos duros momentos por parte de sus más allegados.

Life.com, que descubrí vía 233grados, está dividida en cinco secciones (noticias, celebridades, animales, viajes y deportes), con más de 7 millones de imágenes, y permite cierta personalización por parte del usuario.

Autor: mmeida

Soy periodista y escritor, creativo y social media. Mangas Verdes fue mi primer blog. Con él viví en primera persona la 'revolución de los blogs', obtuve seis premios internacionales y, lo más importante, me lo pasé en grande. Ahora transito por mmeida.com. (+ info).

3 comentarios en “Fotos inéditas del asesinato de Martin Luther King”

  1. Ayer me enviaron la traducción de un artículo que puede explicar por qué nunca hemos visto esta foto. Lo transcibo:

    EL MARTIN LUTHER KING CENSURADO
    En ocasión del aniversario de su muerte, el 4 de abril de 1968

    Desgraciadamente los últimos años de vida del líder de los derechos civiles norteamericano han sido ocultados (es decir censurados), como si hubieran desaparecido de los pliegues de la memoria, ya que los medios de comunicación de masas no podían aceptar o tolerar lo que M, L. King representó durante esos años.

    Mientras King se dedicó a luchar contra la segregación racial los medios fueron sus aliados, pero después de la promulgación de las leyes sobre los derechos civiles de 1964-65, su voz fue silenciada al declarar que las leyes de antidiscriminación carecían de sentido para aquellos que eran demasiado pobres como para tener una casa decente o comer en un restaurante, iniciando así su lucha por los derechos humanos.

    En efecto, King desarrolló, en el periodo censurado, una perspectiva de lucha de clases, denunció las enormes diferencias de réditos entre ricos y pobres y pidió cambios radicales en la estructura de la sociedad, de manera de redistribuir ecuánimemente ya sea el poder que la riqueza.

    En 1967 se volvió el más decidido opositor a la guerra de Vietnam y del imperialismo norteamericano. En su discurso “Más allá de Vietnam”, pronunciado en la iglesia Riverside de New Cork, el 4 de abril de 1967, King denunció a los EEUU como “el más grande exportador de violencia del mundo actual”. Criticó además “la alianza norteamericana con el patriciado latifundista de América Latina” y se preguntó por cual motivo su país sofocaba las revoluciones de los pobres del tercer mundo en vez de sostenerlas. Se lamentó que “los capitalistas occidentales invierten inmensos capitales en Asia, África y Sud América, sólo para obtener lucro, sin ocuparse para nada de mejorar las condiciones sociales de esos países.

    Ningún medio transmitió jamás ese discurso, cuyo contenido fue definido por “Time” como “una calumnia demagógica que parecía escrita por Radio Hanoi”.

    En los últimos meses de su vida, antes de ser asesinado, King trabajó a favor de los pobres, viajado por EEUU propiciando la formación de “un ejército multirracial de pobres” para dar vida a una difusa desobediencia civil no violenta hasta que no fuera concedida a los necesitados una carta de derechos: el Readers’s Digest habló de insurrección!

    Este Martin L. King es prácticamente desconocido, porque el poder y el sistema permiten sólo un cierto tipo de disenso (superficial, hecho solamente de palabras) y sólo hasta donde le conviene, es decir hasta donde no lo perjudica verdaderamente, yendo a la raíz de la explotación y de la barbarie del hombre sobre el hombre.

    Alessandro Gigli (provincia de Ancona), Italia

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.