7. Calamar gigante (‘Architeuthis‘)

Calamar gigante

Como contraste al anterior, aquí tenemos a uno de los reyes de las profundidades, alimentador de mitos y una de las piezas más codiciadas por coleccionistas. Puede llegar a alcanzar entre 15 metros (machos) y 19 metros (hembras) y se alimentan fundamentalmente de peces de mediano tamaño y crustáceos.

Aquí te dejo el cadáver de un ejemplar que pude grabar en una exposición sobre ‘monstruos marinos’ que visité el pasado junio en Gijón:

No hay que confundir el calamar gigante con la pota (‘Dosidicus gigas‘), de gran tamaño también, aunque rara vez supera los 2 metros:

8. Cangrejo araña gigante del Japón (‘Macrocheira kaempferi‘)

Cangrejo araña gigante

Y hablando de gigantes, toca hablar del que probablemente sea el atrópodo más grande del mundo, el cangrejo gigante japonés, ya que su diámetro, incluyendo las patas, puede alcanzar los 4 metros. Es ciego, pero tiene un oído muy desarrollado y pelos sensibles a las ondas de sonido submarinas, lo cual le permite captar ondas de sonido aún cuando sus propios oídos no pueden hacerlo. Sus pinzas son más poderosas que las mandíbulas de un cocodrilo y se cree que llegan a vivir alrededor de los 100 años.

9. Tiburones fantasma (Holocephali)

Harriotta raleighana

Esta familia de peces está constituida por alguna de las especies más sorprendentes de las profundidades, como esta ‘Harriotta raleighana‘, cuyo hocico se asemeja mucho a un pico de pato y su aspecto general nos recuerda al ornitorrinco. Mide entre 60 y 140cm.

Pez conejo

El pez conejo (‘Chimaera monstrosa‘) es otro interesante especímen de esta familia, cuyos miembros reciben también el nombre de ‘quimeras’. Pueden llegar a medir dos metros, aunque la mayor parte de su longitud corresponde a la cola y poseen una espina venenosa delante de la aleta dorsal.

10. Rape abisal (‘Melanocetus johnsonii‘)

Rape abisal

Éste es uno de los ‘monstruos’ más conocidos del mundo abisal. Su señuelo luminoso y su imponente dentadura lo convierten en un eficaz depredador, aunque como puedes ver en el siguiente vídeo, no siempre infalible. Vive en aguas de entre 3.000 y 5.000 metros de profundidad y, aunque son de pequeño tamaño (no más de 20cm, en el caso de las hembras; y 2,5cm, en el de los machos), son capaces de devorar presas del doble de su longitud. El macho, una vez copula con la hembra, se convierte en un parásito de ésta, obteniendo sangre y nutrientes y ofreciendo, a cambio, esperma de forma continuada.

11. Pez ogro (‘Anoplogaster cornuta‘)

Pez ogro

Muy parecido al rape abisal, pero sin la antena-señuelo que caracteriza a aquél. No suele superar los 16cm de largo y presenta un aspecto temible, con su cuerpo aplastado, su enorme cabeza y sus poderosos dientes. Vive en torno a los 5.000 metros de profundidad y se sabe que son presas habituales de cazadores como el atún o el marlin.

12. Pez de cabeza transparente (‘Macropinna microstoma‘)

Pez de cabeza transparente

Y concluimos este post con otro pez que pareciera extraído de una película de ciencia ficción, pues su cabeza transparente en contraste con su cuerpo oscuro le da una apariencia de nave coronada por una cabina de cristal. En esa ‘cabina’ podemos ver dos protuberancias que no son otra cosa que los ojos del pez. Lo que parecen ojos, justo debajo de los auténticos, son orificios nasales. Se conoce su existencia desde 1939, aunque no fue hasta 2004 que se le pudo fotografiar vivo. En los primeros estudios, su cabeza transparente pasó desapercibida, ya que ésta se descompone al salir del agua. Mide apenas 4,5cm de longitud.

Aquí te dejo una galería con imágenes de todas la especies tratadas en el post:

Página 1