Seis años de Mangas Verdes

A los seis años, la suerte está echada: somos lo que seremos”

Nolasc Acarín, neurólogo y psiquiatra

Tal día como hoy, hace ya seis años, un servidor subía a la Red en los territorios de Blogia su primer artículo de opinión en formato de post. Nacía así Mangas Verdes, el blog que tienes ahora en tu pantalla. El resto, hasta este instante, es historia ya.

Podría decir mucho y, al cabo, no decir nada de todo lo que han supuesto estos años a escala internauta y personal. Podría aburrir al personal con extensos listados estadísticos y gráficas más o menos trabajadas. Podría enumerar premios, amigos, posts, encuentros, cabreos, descubrimientos, penas y satisfacciones. Pero, si me permiten, en este momento sólo estoy en disposición de certificar que han sido seis años de pasión absoluta por el mejor medio de comunicación jamás ideado por el ser humano, Internet. Y por esta herramienta que ha llevado hasta el último rincón de la Tierra toda la potencia de esa revolución, el blog.

No sé si, como sostiene Acarín, la suerte está ya echada a los seis años de existencia. Lo único que puedo decir es que mantengo intacta la pasión y renovada la curiosidad. Y eso, supongo, se traducirá en nuevas búsquedas y nuevos cambios. En cualquier caso, espero que lo venga sea, como mínimo, la mitad de fascinante de lo que ya ha pasado.

Una fascinación no ya compartida, sino imposible sin tu aportación, tu calor, tus lealtades y deslealtades, tus apoyos, tu comprensión, tus aspavientos y tus tirones de oreja. Ha sido tanto lo disfrutado y tanto lo vivido, en múltiples matices y direcciones, que hoy, una vez más, sólo me vale decir: gracias por estar ahí.