mariposa artificial

La aspiración del hombre de imitar a la naturaleza y la obsesión por controlarla en todos sus aspectos tiene en los onitópteros una clara evidencia. Estos mecanismos diseñados para simular el aleteo de las aves encuentra ahora acomodo en el mundo de los insectos con esta mariposa artificial diseñada por Hiroto Tanaka e Isao Shimoyama, de las universidades de Harvard y Tokio, respectivamente, con la que se pretende estudiar el vuelo de estos fascinantes insectos.

La mariposa, propulsada por una goma elástica, tiene una base de madera que mueve unas alas con estructura de polímero formadas por una delgada película con ‘venas’ de silicona y permite un control absoluto de los mecanismos del vuelo, algo prácticamente imposible en la observación directa de estos pequeños seres.

A pesar de que muchos puedan pensar lo contrario, dicen que ciencia y poesía guardan una estrecha relación. En este caso, la relación se me antoja evidente:

Vía: Boing Boing